Cómo cambiar un grifo

  • Autor Luis Buendía
  • Última actualización 13 mayo 2023
  • Tiempo de lectura 3 min
Para cambiar un grifo, lo primero que hay que hacer es cerrar la llave de paso. Después, se debe desmontar el grifo antiguo con una llave inglesa y retirar los restos de sellante. A continuación, se coloca el nuevo grifo en la posición adecuada y se asegura con un sellante resistente al agua. Por último, se conectan los tubos de agua y se abre la llave de paso para comprobar que el grifo funciona correctamente.
Cómo cambiar un grifo

Cómo cambiar un grifo: paso a paso

Los grifos son elementos fundamentales en cualquier hogar, pero con el tiempo pueden desgastarse y presentar problemas. Si has llegado a este artículo, es probable que necesites cambiar un grifo. ¡No te preocupes! Con las herramientas adecuadas y los pasos a seguir, podrás hacerlo tu mismo sin la necesidad de contratar a un profesional.

Materiales necesarios

Antes de empezar, es importante asegurarse de tener todos los materiales necesarios para realizar el cambio del grifo. Necesitarás:

  • Llave inglesa
  • Llave de tubo (a veces llamada "Llave Stillson")
  • Destornillador Phillips
  • Grifo nuevo (asegúrate de tomar las medidas del grifo antiguo)
  • Cinta de tefón
  • Esponja o trapo

Paso 1: Cerrar la llave de agua

Antes de empezar a desmontar el grifo antiguo, es importante cerrar la llave de agua correspondiente. Si no sabes cuál es, busca la válvula de cierre general de agua en tu hogar y cierra allí.

Paso 2: Retirar el grifo antiguo

Una vez cerrada la llave de agua, puedes proceder a retirar el grifo antiguo. Lo primero que debes hacer es desmontar el caño del grifo. Para ello, utiliza una llave inglesa y gira en sentido antihorario hasta que salga completamente.

A continuación, suelta la tuerca de fijación del grifo con una llave de tubo y retira el grifo antiguo.

Paso 3: Preparar el grifo nuevo

Antes de instalar el grifo nuevo, es importante prepararlo adecuadamente. En primer lugar, coloca la arandela de goma debajo del grifo y pásalo por el agujero correspondiente.

A continuación, asegura el grifo con la tuerca de sujeción utilizando la llave de tubo. Es importante no apretar demasiado para evitar dañar los componentes.

Paso 4: Instalación del caño

Una vez instalado el grifo, es momento de colocar el caño. Asegúrate de que esté limpio y sin impurezas, para lo cual puedes utilizar una esponja o trapo. Coloca la junta de goma entre la base del caño y el grifo y enrosca el caño en el mismo sentido que las manecillas del reloj utilizando la llave inglesa.

Paso 5: Conexión de las tuberías

Con el grifo nuevo instalado, es momento de volver a conectar las tuberías. Antes de hacerlo, envuelve cinta de tefón en los extremos de las tuberías para asegurar un sellado hermético. Conecta las tuberías al grifo y apriétalas con una llave inglesa o una llave de tubo.

Paso 6: Prueba el grifo

Finalmente, abre la llave de agua y prueba el grifo nuevo. Asegúrate de que no haya fugas y de que el agua fluya correctamente.

Conclusión

Cambiar un grifo puede parecer una tarea complicada, pero es más sencilla de lo que parece si se siguen los pasos adecuados y se cuenta con los materiales necesarios. Si tienes algún problema, siempre puedes recurrir a un profesional, pero no dudes en intentarlo por tu cuenta. ¡Ahorrarás dinero y aprenderás algo nuevo!

Tecnicas
Luis Buendía
Luis Buendía

Experto Domótica & Herramientas

Artículos relacionados
Cómo trabajar la gomaespuma

La gomaespuma es un material flexible y suave que se utiliza en la fabricación de cojines, almohadas, colchones y juguetes. Para trabajar con ella, es necesario tener las herramientas adecuadas como tijeras y cúter para cortarla según la forma deseada. También se puede dar forma a la gomaespuma mediante calor o vapor, y pegarla con un adhesivo especial para asegurar una buena unión. Es importante tener en cuenta que la gomaespuma debe manipularse con cuidado

¿Cómo reducir las llagas en suelos de madera?

Para reducir las llagas en suelos de madera es necesario mantener un buen nivel de humedad en la habitación, ya que la sequedad puede llevar a la contracción de la madera y la formación de grietas. También es importante evitar el contacto con agua y líquidos derramados para prevenir la expansión de las llagas. Se recomienda limpiar el piso con productos específicos para pisos de madera y utilizar protectores o tapetes en las zonas de alto tráfico. Además, es recomendable aplicar una cap

Cómo ahorrar agua en la cocina

Para ahorrar agua en la cocina, se pueden tomar medidas simples como usar un lavavajillas eficiente y llenarlo completamente, reutilizar el agua de lavar vegetales para regar plantas, cerrar el grifo mientras se cepilla los dientes y utilizar ollas con tapa para cocinar. Además, es importante reparar cualquier fuga y no dejar correr el agua innecesariamente durante la preparación de alimentos o mientras se espera que se caliente.

Proteger ladrillos de hongos y moho

Los ladrillos pueden ser afectados por hongos y moho, lo que puede debilitar su estructura y provocar daños en la construcción. Para protegerlos, es importante aplicar selladores para evitar la humedad y prevenir el crecimiento de estos agentes dañinos. También se recomienda mantener una buena ventilación y limpiar regularmente las superficies para evitar la acumulación de suciedad y humedad que favorecen el desarrollo de hongos y moho. Con estas medidas preventivas, se puede prolongar la vida