Cómo lubricar un pernio

  • Autor Lucrecia Santos
  • Última actualización 13 mayo 2023
  • Tiempo de lectura 3 min
Para lubricar un pernio, primero debes retirar la bisagra del objeto donde se encuentre. Luego, con un cepillo de cerdas suaves, limpia las partes internas del pernio y aplica una pequeña cantidad de lubricante en las partes móviles. Es importante utilizar un lubricante específico para pernos, ya que es más efectivo y duradero. Una vez aplicado el lubricante, vuelve a colocar la bisagra y realiza algunas pruebas para verificar su correcto funcionamiento.
Cómo lubricar un pernio

Cómo lubricar un pernio de forma efectiva

Los pernios son piezas esenciales en la estructura de muchas puertas y ventanas, ya que son los encargados de mantenerlas sujetas y en su lugar. Sin embargo, con el paso del tiempo y el uso constante, estos elementos pueden sufrir desgaste y presentar dificultades para moverse con fluidez. En este caso, es necesario realizar un proceso de lubricación para extender su vida útil y mantenerlos en buen estado por más tiempo. En este artículo te enseñaremos cómo lubricar un pernio de forma efectiva.

1. Reúne las herramientas necesarias

Antes de empezar el proceso de lubricación, es importante que cuentes con las herramientas necesarias para realizarlo de forma correcta. En este sentido, necesitarás aceite lubricante, un cepillo de cerdas suaves, un paño limpio y algunas herramientas básicas de bricolaje.

2. Retira el pernio

Para poder lubricar el pernio de forma efectiva, lo ideal es retirarlo de la puerta o ventana a la que está sujeto. Para ello, deberás utilizar un destornillador y desmontar todas las piezas que lo sujetan hasta tenerlo en tus manos.

3. Limpia el pernio

Una vez que hayas retirado el pernio, será necesario que lo limpies con un cepillo de cerdas suaves para retirar toda la suciedad y restos de polvo acumulados en su superficie. Debes asegurarte de que el pernio esté completamente limpio antes de proceder con la lubricación.

4. Aplica el lubricante

El siguiente paso será aplicar una pequeña cantidad de aceite lubricante en la superficie del pernio. Lo ideal es que utilices un aceite específico para este tipo de piezas, ya que su fórmula ha sido diseñada especialmente para ofrecer una mayor protección y durabilidad. En este punto, es importante que no apliques demasiado aceite, ya que esto podría generar acumulación de residuos y obstruir los movimientos del pernio.

5. Revisa los tornillos

Antes de volver a colocar el pernio en su lugar, es importante que revises todos los tornillos y elementos de sujeción para asegurarte de que estén en buen estado y no presenten ningún tipo de deformación o rotura. Si detectas alguna anomalía, será necesario que los sustituyas por piezas nuevas antes de volver a montar el pernio.

6. Coloca el pernio en su lugar

Una vez que hayas aplicado el lubricante y revisado los tornillos, podrás volver a colocar el pernio en su lugar original. Asegúrate de utilizar las mismas piezas y elementos de sujeción que retiraste inicialmente para evitar problemas de ajuste o compatibilidad.

7. Utiliza un paño limpio

Por último, utiliza un paño limpio y seco para retirar cualquier exceso de aceite que pudiera haber quedado en la superficie del pernio. De esta forma, evitarás que se acumulen residuos y aumentarás la durabilidad del pernio.

En conclusión, lubricar un pernio es una tarea relativamente sencilla que puede ayudarte a mantener tus puertas y ventanas en buen estado por más tiempo. Siguiendo los pasos que te hemos descrito en este artículo, podrás realizar este proceso de forma efectiva y con resultados satisfactorios.

Tecnicas
Lucrecia Santos
Lucrecia Santos

Jefa de contenidos

Artículos relacionados
Cómo eliminar el gotelé plástico

Para eliminar el gotelé plástico, es necesario lijar la pared para retirar la textura y luego aplicar una capa de masilla o yeso para alisar la superficie. Después, se deben tapar las grietas y agujeros con masilla y lijar nuevamente. Por último, se debe aplicar una capa de pintura para obtener un acabado liso. Es importante utilizar los materiales adecuados y hacerlo de forma cuidadosa y paciente para conseguir un resultado óptimo.

Cómo cortar un tornillo

Para cortar un tornillo, se debe tener en cuenta el tipo de material del que está hecho y su espesor. Se puede utilizar una sierra de mano o una amoladora angular con un disco de corte adecuado para el metal. Es importante protegerse los ojos y usar guantes para evitar lesiones. Se debe hacer un corte preciso perpendicular al tornillo para evitar dañar la rosca. Si el tornillo es demasiado largo, se puede recortar con una lima o una amoladora. También se pueden usar tenaz

Reformar tu hogar

Reformar tu hogar puede ser una excelente opción para darle un nuevo aspecto y mejorar su funcionalidad. Desde pequeñas reparaciones hasta una remodelación completa pueden tener un gran impacto en la apariencia y el valor de tu vivienda. Además, al diseñar la reforma, es importante considerar tus necesidades y estilo de vida para asegurarte de que la renovación se ajuste a tus requisitos y sea práctica. Consultar a profesionales y planificar bien te ayudará a lograr los resultados deseados y disfrutar de tu

Empapelar una caja de madera

Empapelar una caja de madera es una forma fácil y divertida de darle un toque personal y creativo a tus objetos de almacenamiento. Lo único que necesitas es papel, pegamento y la caja de madera. Puedes utilizar papel de regalo, revistas o cualquier otro tipo de papel que te guste. Simplemente corta el papel según las medidas de la caja y pégalo con cuidado. ¡El resultado final será una caja única y original!