Cómo poner un suelo de lamas debajo del marco de la puerta

  • Autor Juan David Gutierrez
  • Última actualización 13 mayo 2023
  • Tiempo de lectura 4 min
Para poner un suelo de lamas debajo del marco de la puerta, es importante tener en cuenta el espacio disponible y las herramientas necesarias. Primero, se debe medir la distancia entre el marco y el suelo para cortar las lamas a medida. Luego, se coloca una tabla de apoyo debajo del marco para nivelar el suelo y fijar las lamas con adhesivo y clavos. Finalmente, se ajusta el marco a la altura del nuevo suelo y se remata con un perfil
Cómo poner un suelo de lamas debajo del marco de la puerta

¿Quieres renovar el suelo de tu hogar y no sabes por dónde empezar? Los suelos de lamas son una excelente opción, ya que son fáciles de instalar y ofrecen una gran variedad de diseños y acabados. Sin embargo, una de las principales dificultades que se presentan en la instalación de este tipo de suelos es colocar las lamas debajo del marco de la puerta. En este artículo te explicaremos cómo hacerlo de manera sencilla y efectiva.

Paso 1: Preparación del área

Antes de empezar a colocar las lamas debajo del marco de la puerta, es importante preparar el área adecuadamente. Debes retirar el zócalo o rodapié existente y limpiar bien el suelo. También debes medir el espacio disponible entre el marco de la puerta y el suelo para asegurarte de que las lamas que utilizarás tengan la medida correcta.

Si el espacio disponible es muy estrecho, es posible que necesites cortar las lamas para adaptarlas a las medidas necesarias. Para hacer esto, puedes utilizar una sierra de calar o una sierra circular. Asegúrate de tomar todas las precauciones necesarias para no dañar la lama ni la superficie del suelo durante el corte.

Paso 2: Colocación de las lamas

Una vez que tienes lista el área, es momento de empezar a colocar las lamas debajo del marco de la puerta. Lo primero que debes hacer es seleccionar las lamas que utilizarás y organizarlas en el orden que deseas colocarlas. Recuerda que las lamas deben ser del mismo tipo o modelo para asegurar un acabado uniforme.

A continuación, debes empezar a colocar las lamas desde la pared más alejada de la puerta hacia la puerta. Deja una separación de aproximadamente medio centímetro entre la pared y la primera lama para permitir la expansión natural del material por cambios de temperatura y humedad.

Coloca la segunda lama a continuación de la primera, encajando el sistema de unión de las lamas. Repite este proceso hasta que hayas colocado todas las lamas en el área donde vas a trabajar, dejando siempre la separación adecuada entre ellas.

Paso 3: Corte de las lamas

Cuando llegues al espacio donde debes colocar las lamas debajo del marco de la puerta, es momento de hacer los cortes necesarios. Para esto, debes tomar una de las lamas que vas a cortar y colocarla sobre la última lama que instalaste en el área de trabajo.

Marca con un lápiz el lugar donde debe realizarse el corte, teniendo en cuenta la medida exacta del espacio disponible entre el marco de la puerta y el suelo. Luego, utiliza una sierra de calar o una sierra circular para hacer el corte siguiendo la línea marcada previamente.

Una vez que tienes la lama cortada, colócala debajo del marco de la puerta, asegurándote de que quede perfectamente ajustada y nivelada con las demás lamas del suelo.

Paso 4: Colocación del zócalo o rodapié

Finalmente, es momento de colocar el zócalo o rodapié para darle un acabado profesional al trabajo. Para hacer esto, coloca la pieza del zócalo o rodapié en su lugar, asegurándote de que quede bien asentada y nivelada con el suelo.

Fija la pieza con clavos o tornillos, teniendo cuidado de no dañar las lamas del suelo en el proceso. Si tienes que cortar el zócalo o rodapié para adaptarlo a las medidas necesarias, puedes utilizar una sierra de calar o una sierra circular para hacer el corte.

Una vez que hayas colocado todas las piezas de zócalo o rodapié, revisa detenidamente el trabajo y realiza las correcciones necesarias para lograr un acabado perfecto. Si es necesario, utiliza un sellador para tapar los espacios entre el zócalo y las lamas del suelo.

En conclusión, colocar un suelo de lamas debajo del marco de la puerta puede parecer una tarea difícil, pero siguiendo los pasos descritos anteriormente puedes lograrlo de manera sencilla y efectiva. Recuerda siempre tomar todas las precauciones necesarias para evitar dañar el material o la superficie de trabajo. Con un poco de paciencia y dedicación, puedes renovar el suelo de tu hogar y darle un nuevo aspecto a tus espacios.

Tecnicas
Juan David Gutierrez
Juan David Gutierrez

Área de fontanería

Artículos relacionados
Cómo aplicar correctamente silicona ácida

Para aplicar correctamente silicona ácida se necesitan algunos pasos. Primero, asegúrate de que la superficie esté limpia y seca. Luego, corta la punta del tubo de silicona en un ángulo de 45 grados y añade una boquilla. Después, aplica la silicona presionando el gatillo suavemente y de manera constante. Utiliza una herramienta para dar forma y alisar la aplicación. Por último, deja que se seque por completo antes de pintar

Cómo envejecer la madera con un cepillo de púas

Envejecer la madera con un cepillo de púas consiste en raspar la superficie de la madera para obtener una textura rústica y desgastada. Para lograrlo, se deben utilizar cepillos con cerdas duras, pasándolos por toda la madera en el mismo sentido de las vetas. Esto ayuda a abrir los poros de la madera y a crear pequeñas grietas y arañazos que le dan un aspecto más antiguo y natural. Además, es importante aplicar una capa

Cómo doblar tubos de plástico

Para doblar tubos de plástico se necesita un soplete y un molde. Se calienta el tubo con el soplete hasta que se vuelve flexible, se lo coloca en el molde y se deja enfriar para que mantenga la forma deseada. Es importante tener en cuenta la temperatura adecuada para evitar quemar el plástico y utilizar moldes que correspondan al diámetro del tubo para lograr una curvatura uniforme.

Cómo funciona una cisterna de WC

La cisterna de WC funciona a través del sistema de descarga que se encuentra en su interior. Al accionar la palanca, se libera el agua contenida en la cisterna hacia la taza del inodoro, llevando consigo los desechos y depositándolos en el sistema de tuberías correspondiente. La cisterna se llena automáticamente con agua potable después de cada uso, asegurando así la disponibilidad del líquido para su posterior uso. Además, algunas cisternas tienen un mecanismo de control